Archivo de la etiqueta: parto

Un pozo negro y oscuro…

sí, sí, increíble, pero así se siente mamá porque yo no salgo. Imagino que todas las mamás que lleváis desde hace más de 15 días esperando el momento la entenderéis, yo no la entiendo para nada, aquí se está tan bien, que para qué salir.

Si es que mamá, ha hecho de todo, subir y bajar escaleras durante horas, caminar hasta el agotamiento absoluto, estimularse los pezones, practicar sexo, comer picante, saltar, bailar, dormir, descansar, esperar a la luna nueva, enfadarse y nada, yo no entiendo esas señales, es que no estoy preparada, lo siento mamá. Así que esta mañana, tras una llantera sonada, mamá ha decido enfadarse, no me habla, se ha cansado de esperarme. Lo último que me ha dicho es que salga cuando me de la gana y ahí ella será feliz.

El médico me ha dado un ultimatum también, si en martes 29 no he salido por mi propio pié, será él quien me saque a la fuerza. Y mami ya se ha resignado. oscuridad

La suerte de mis papis es algo dudosa, los que los conocéis lo sabéis, pues hoy mamá ha asumido esto también, que con la suerte negra que tienen, tampoco podrán disfrutar de un parto natural y tranquilo, solo piden que dentro de la medicalización y lo que los doctores consideren todo salga bien, aunque ya les han dicho que será un parto largo, en el sanatorio ingresadas varios días, medicalizado, con el doble de dolor… ¿cómo va a estar mamá?

Papá la anima, y le cuenta que si a mi me encargaron con Papá Noel, tal vez llegue el 25 de septiembre, pero no hay manera, mamá no lo escucha, sólo llora, está muy irascible y enfadada conmigo y con el mundo. La suerte tampoco nos va a acompañar para esto, pero mami, me llamo Victoria, y tendré que venir al mundo heóricamente…

La Cigüeña ha salido de Paris

Mamá y sobretodo papá, además de abuelos, tios y padrinos, están ansiosos por ver mi carucha arrugada de recién nacida y poder (a pesar de la gripe A) abrazarme y besarme. Esto hace que mamá esté ansiosa, empieza a tener presión, y está algo triste, porque tanto por ella como por mí ya estariamos juntas disfrutando de la vida.

cigueña

Ayer pensaron que era el día, mamá sintió molestias desde las 11 de la mañana, con contracciones, dolores de riñones y de regla, así que papá a las 10 de la noche decidió acercarse al sanatorio, a ver si es que yo estaba en camino. Cogió todo lo necesario y con una sonrisa en la boca hacia allá fueron. La cara de papá cuando la matrona nos dijo que eran molestias de borramiento del cuello del utero era un poema, para que éste se ablande y empiece a borrrarse, y que pueden durar de una semana a diez días. Es decir, estamos en el inicio del trabajo de parto o pre-parto. Las características principales son:

  • Mamá cada día respira mejor, porque estoy dejando de apretar sus pulmones.
  • Hace ya 15 días que mami expulsó el tapón muchoso
  • Yo me muevo menos, doy patadotas fuertes, pero en general me muevo menos.
  • Mamá no para de recoger y limpiar mis cosas.
  • Cada vez las contracciones son más continuadas y me aprietan más.

Así que tras una visita relámpago a la matrona, nos volvimos a casa, papá muy triste, y mamá con mucha vergüenza.

En casa mamá siguió con molestias toda la noche, y aun ahora, pero ya sabe que puede estar así hasta la fecha provable de parto (21 de Septiembre), así que está tristona, pero ya se irá animando cuando pase la soleada mañana, además anoche, tras mucho esfuerzo, para que se animaran, jugue un buen rato con ellos.

…soñando

Esta noche mamá ha soñado con el parto. Cuanto más se acerca la fecha, mamá más piensa en el momento de abrazarnos, y yo también. Esta noche el sueño fue que estaba en cama y empezaba a sentir dolor como de regla, de vez en cuando, y cuando ya llevaba un rato larguito avisó a papá. Se levantaron y mamá dijo que quería ir al cine, para que se le pasara antes el tiempo, así que se fueron al cine y allí cada vez que a mami le daba un dolor apretaba la mano de papá. Luego volvieron a casa, y papá le preparo un baño con burbujas y se metieron allí un buen rato, con música de fondo. Después mami se puso en su pelota, y con la musiquita, empezo a sentir dolores más fuertes y continuados, hasta que decidieron ir al hospital. De camino al hospital, en un bache mamá rompió la bolsa y entonces llego al hospital con más dolor. Un vez allí, en el sueño ya apareció en la sala de partos, mirando a papá. Y ya en 1 minutito me tenía en sus brazos mientras me decia princesa. Luego me agarró papá.

¿a qué ha sido bonito? A ver cómo es la realidad!!!

Ay qué miedo!

Mamá tiene miedo, hoy se ha levanto con mucho miedo! Y yo ahora tengo miedo con ella, y no paro quieta.

Tiene miedo a que en la próxima revisión me vean algo raro (mamá que yo estoy como una rosa), a problemas en el parto, a que no me quieran… pero sobretodo tiene miedo al día que esté en casa sóla conmigo, a no saber qué hacer, al dolor de los puntos o si le practican episiotomía.

Papá ha intentado relajarla, pero no hay manera, grita, llora, se siente mal.

Mamá, sonríe todo pasa.