Archivo de la etiqueta: feto

Karate Kid!

Ahora todas las noches practico unas “katas” con papá. Primero empiezo suave, unos golpes de calentamiento con los brazitos, después empiezo a moverle la barriga a mami, hasta que papi se percata de que ha empezado el juego… le dejo que se confie… jeje.

Después acerca su oreja para oir mis latidos mientras yo me preparo a conciencia para el golpe final! y PUM! la otra noche le hice pegar un salto!!!! jajajajaj 🙂

Estoy en el mejor momento por que aun me queda un poco de sitio para maniobrar y aprovecho para aun campar a mis anchas en la barriga de mamá.

¡Buen provecho!

Desde hace unos días no tenemos hambre. Mamá tiene de todo aqui dentro que la verdad poco le pido, un helado de vainilla o una onza de chocolate, de vez en cuando. Mamá se alimenta muy sano y muy bien para que esté guapa y fuerte.

Os cuento lo que comemos habitualmente:

Para desayunar siempre tomamos 2 ó 3 tostadas integrales con mantequilla y un zumo de naranja GIGANTE que nos prepara papá con mucho cariño, desayunamos los tres juntos, charlando, riendonos, y mimandonos.

A media mañana tomamos un peladillo blanco maduro, dulce, riquisimo…

Para comer, pues suele ser el lunes verdura cocida (judias, grelos, navizas, guisantes, lechuga…) con un chorro de aceite de oliva crudo, los martes legumbres (lentejas ó garbanzos) los miercoles pollo, mamá lo hace de muchas formas, pero como más nos gusta es al horno, los jueves pescado que prepara el abuelo Fernando, y los viernes es libreeee a veces macarrones, otras veces arroz a la cubana, otras veces tortilla… depende de lo que haya en la nevera. Los fines de semana como solemos salir a ver a familia pues comemos lo que hay. De postre siempre tomamos una pieza de fruta de temporaza (cerezas, fresas, melocotones, peladillos, paraguayas, ciruelas, peras…. todo menos manzana porque no me gusta nada, y cuando a mami le apetece hago que la vomite porque la odio). Por la semana comemos con el abuelo Fernando y con la bisabuela Carmen, hablamos de todo y yo me siento muy agusto, empiezo a distinguir sus voces.

A media tarde, es el momento de los caprichos, así que si hace calor nos tomamos un helado, sino un bocata de chocolate, un bocata de nocilla, o un chocolate calentito con un bollo. Si no tenemos hambre pues 100g de pechuga de pavo.

Para cenar tenemos dos alternativas, o una ensalada con lechuga, pavo, maíz, atun y un poquitito de cebolla ó yogurt con cereales.

Siempre bebemos agua, de 3 a 4  litros diarios y caminamos mínimo 1 hora al día cuando no es mucho más, depende e los recaditos que tenga que hacer mamá.

Como véis esto hace que las dos estemos guapas guapisimas!!!!!

Más regalitos!

Hoy la abuela Tere nos ha traído, bueno no en verdad hemos ido a buscar, regalitos de su último viaje a Portugal.

Nos ha comprado unas sábanas de algodón suvecito suavecito con unos dibujitos rosas, preciosas. Mamá ya las ha lavado y planchado, preparaditas para cuando llegue, bueno en verdad son Modi y la abuela Mamen las que lo hacen, porque mamá… cocinar está 24 horas cocinando, pero lo de planchar…. como que lo odia bastante.

Sábanas

Y nos ha hecho una capotita de punto, pero es un poco grande de más, a papa le dio la risa porque no le gusta nada de nada (siempre dice que qué cursi es todo), además cuando me lo vaya a poner seré mayor… pero era la primera, seguro que la segunda le sale perfecta.

Muchas gracias abuela.

Las amigas de la abuela de la Casa de Castilla la Mancha nos han mandado también cositas de punto hechas por ellas. Muchas gracias.

Carne para comer.

raxo_elburgo

Hoy hemos pasado un domingo tranquilo los tres solos, que nos hacía falta. Mis padres han estado tirando cosillas viejas, y colocando el estudio, para que mamá trabaje cómoda estos  pocos meses que le quedan conmigo dentro. Papá le ha preparado el PC grande para que escriba lo que nos pasa, además de ordenar muchos papeles. Luego han ido a comer al Raxo del Burgo, esos son los caprichitos de mamá, que hoy no le valía pizza, ni creppe, ni nada, quería carne. En verdad soy yo la que estoy pidiendo carne desde aquí dentro, porque necesito ponerme bien redondita, y con la dieta tan sana y equilibrada de mamá pues de vez en cuando le pido carne, cada vez más a menudo, eso lo odia, pero me consiente.